SHUNGITA GRANEL

Precio por peso

SHUNGITA GRANEL

Categoría: Etiqueta:

ATRIBUTOS: La Shungita es una piedra profundamente terrenal y anti-
geopatogénica que solo se encuentra en Karelia, en el norte de Rusia. Tiene al
menos dos mil millones de años de antigüedad, y se formó antes de que la vida
orgánica apareciera sobre la Tierra, aunque los minerales basados en el car-
bono normalmente surgen de la putrefacción de la materia orgánica, como los
antiguos bosques. Puede haber sido un medio para la creación de la vida en la
Tierra. Se ha sugerido que un enorme meteorito impactó en el planeta y creó el cráter sobre el que más adelante se formó el lago Onega. Se cree que los mi-
croorganismos nadaban en el agua parecida a una sopa, y que en el lecho del
lago se formó el depósito de Shungita. Lo que se sabe es que, aunque el lago
está muy contaminado, el agua que sale de él ha sido purificada por la capa de
Shungita, y ha sido usada en los balnearios de salud durante cientos de años.
La Shungita contiene prácticamente todos los minerales de la tabla periódica.
Tiene un fenomenal poder protector que es producto de su formación única.
Se trata de un raro carbón mineral compuesto de fullerenes, también llamadas
«Buckyballs o bolas Bucky» (esféricas) o «Buckytubes o tubos Bucky» (cilindri-
cas). Cada pequeña Buckyball hueca tiene entre 20 y 500 átomos de carbono.
Las fullerenes se usan en nanotecnología, pues son excelentes conductoras
geotermales y electromagnéticas, y sin embargo protegen de las emisiones de
frecuencias electromagnéticas. Un grupo de científicos ingleses recibió el pre-
mio Nobel en 1996 por su descubrimiento; el pleno potencial de este mineral
está siendo investigado por científicos de todo el mundo. Lleva puesta la Shun-
gita o ponla sobre una fuente de emisión de frecuencias electromagnéticas,
como los ordenadores y los teléfonos móviles, para eliminar sus efectos no-
civos sobre los sistemas sensibles de la energía humana (límpiala con fre-
cuencia).
A nivel psicológico, la Shungita limpia los contaminantes mentales o emo-
cionales para que puedan imprimirse nuevos patrones. Al mismo tiempo, ani-
ma a conservar la sabiduría del pasado y a aplicarla al presente para crear un
nuevo futuro.
En el plano físico, la Shungita transforma el agua en una sustancia bio-
lógicamente activa que potencia la vida, mientras elimina microorganismos y
contaminantes dañinos. Las investigaciones han mostrado que la Shungita ab-
sorbe aquello que es peligroso para la salud, bien sean pesticidas, radicales li-
bres, bacterias y similares, o emisiones de microondas, frecuencias electro-
magnéticas y otras emisiones vibratorias. Potencia el bienestar fisico y tiene
un poderoso efecto sobre el sistema inmunitario. Restaura el equilibrio emocional y transmuta el estrés en una potente recarga energética. El agua im-
pregnada de Shungita se bebe tradicionalmente dos o tres veces al día para
eliminar los radicales libres y los contaminantes, como remedio antibacteriano
y antiviral, y para prevenir o reducir los síntomas del resfriado común y otras en-
fermedades. Una pirámide de Shungita puesta sobre la cama contrarresta el in-
somnio y los dolores de cabeza, y elimina los efectos fisiológicos del estrés.
CURACIÓN: Tradicionalmente la Shungita es una «curalotodo>> y las pruebas
anecdóticas y las investigaciones científicas sugieren que favorece el metabo-
lismo celular, los neurotransmisores, los sistemas inmunitario, digestivo y de
filtración, al tiempo que potencia la producción de enzimas y proporciona ali-
vio en el dolor. Es desintoxicante, antioxidante, antibacteriana, antiinflamato-
ria y antihistamínica. El agua de Shungita se usa para tratar el dolor de gar-
ganta, las quemaduras, las enfermedades cardiovasculares y de la sangre, las
alergias, el asma, las alteraciones gástricas, la diabetes, la artritis y la osteoar-
tritis, las alteraciones de los riñones y el hígado, la disfunción de la vesícula bil-
iar, las enfermedades autoinmunes, los desórdenes del páncreas, la impoten-
cia y el síndrome de fatiga crónica.
POSICIÓN: Colócala, sostenla o haz entramados con ella tal como sea ade-
cuado, especialmente en presencia de frecuencias electromagnéticas.
Bebe agua activada por la Shungita varias veces al día. La Shungita
tiene que estar sumergida al menos 48 horas para activar terapéu-
ticamente el agua. NOTA: Como absorbe rápidamente la energia
negativa y los contaminantes, tienes que limpiarla regularmente
y ponerla al sol para recargarla.

Scroll al inicio